FAIL (the browser should render some flash content, not this).

 

La verdad sobre las alergías de las Mascotas

 

Clifford Bassett, MD, FAAAAI

 

Las mascotas nos brindan compañía y diversión, pero para algunas personas, los perros o los gatos pueden ser los disparadores de estornudos, resfríos y problemas más graves. ¿Significa que un alérgico a los animales jamás podrá tener un cachorrito? No necesariamente.

Existe el mito de que las alergias de las mascotas son disparadas por el pelo animal, pero -en realidad- son causadas por una proteína que tienen las mascotas en la piel (o caspa), saliva y orina. Algunas razas de perros son llamadas "hipoalergénicas", ya que pierden menos pelo, pero ningún perro es 100% hipoalergénico, incluso los perros sin pelo tienen algo de alérgeno. Cada animal es diferente, y quien sufre una alergia particular a las mascotas puede tener una mejor experiencia con una raza que con otras.

Si usted es alérgico, pero desea tener un perro o un gato, busque razas con pelo más corto y que pierdan menos pelo, aunque no hay pruebas científicas de que esto ayudará. Algunos alergólogos han sugerido que un perro que tiende a no perder tanto pelo a lo largo de todo el año puede ser mejor opción para quienes padecen de alergia. Otros factores, como el carácter de su mascota, podrían facilitar una mayor frecuencia en los baños.

Lo que puede hacer para reducir las alergias producidas por mascotas:

• No permita que las mascotas entren en su cuarto. Lave la ropa de cama con agua caliente.
• Bañe a su mascota con frecuencia y haga que una persona no alérgica se ocupe del cepillado para reducir la caspa y la caída de pelo.
• Use un purificador/filtro de aire HEPA para atrapar la caspa.
• Lave las alfombras con frecuencia, u opte por tener pisos de madera, baldosas o linóleo.
• Siempre que sea posible, mantenga su mascota fuera de la casa.
• Hable con su veterinario sobre una dieta balanceada para su mascota, que pueda evitar la sequedad de la piel y la excesiva pérdida de pelo.

Mantenga a su mascota lejos de los muebles; cubra las sillas tapizadas con toallas y sábanas, y lávelas con regularidad.

Si su perro pasea en el auto, utilice fundas para los asientos y lávelas con frecuencia.

No hay garantía de que alguien que es verdaderamente alérgico a las mascotas (aproximadamente un 10% de los alérgicos) tolerará vivir con un perro o con un gato. Si está pensando en tener una mascota, pero lo preocupan las alergias, vea la posibilidad de intentar con una mascota a modo de prueba. También puede empezar un tratamiento contra la alergia antes de tener una mascota, incluso vacunas contra la alergia.

 

En resumen

 

Ningún perro es 100% hipoalergénico. Incluso los perros sin pelo producen algunas alergias. · Mantener a las mascotas fuera del dormitorio puede ayudar a reducir los síntomas de alergia. · Aproximadamente 10% de las personas con alergias tienen alergia a las mascotas. Ello puede ocurrir en hasta incluso una de cada cinco personas que padecen asma · Hacer el test a la mascota y comenzar el tratamiento contra la alergia (incluso inmunoterapia de alérgenos) antes de tener la mascota puede ayudar a aliviar los síntomas.